Blog

Zerif supports a custom frontpage

Prostitutas medellin prostitutas siglo xix

prostitutas medellin prostitutas siglo xix

Fue acusada de impiedad, al comparar su belleza con Afrodita, pero su abogado, el orador Hipérides, la desnudó en pleno juicio y así salvó su vida, ya que su belleza conmovió a los jueces.

Mesalina fue la célebre y malograda emperatriz, conocida por ser esposa del emperador Claudio y por tener innumerables amantes. También, con uno de ellos, trató de derrocar a su marido. Escila llegó a 25, Mesalina le ganó al atender 70 hombres.

Al parecer no, porque fue atravesada por un centurión por orden de su marido, al descubrir su conspiración. Y esta es la historia de cómo ser prostituta te puede llevar a emperatriz. Hija de una familia de clase media baja de Chipre, Teodora comenzó a ser actriz y bailarina. En Bizancio, esto era ofrecer servicios sexuales y exhibirse de igual modo dentro del escenario y fuera de él.

Lo que sigue es historia: Verónica era una erudita, y la vida intelectual de la ciudad se reunía en su casa. El poder y la vara.

Estudios sobre la justicia y la construcción del Estado en el Buenos Aires rural pp. Los vagos de la campaña bonaerense: El problema de los excluidos. Las leyes contra la vagancia en Colombia durante las décadas de a Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura 39 2, El manejo ideológico de la ley en un período de transición. De Paz Trueba, Y. La justicia en una sociedad de frontera: Historia Crítica 36 36, Estudios sobre la justicia y la construcción del estado en el. Se evita que de vagos pasen a delincuentes: Santafé como una ciudad peligrosa Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura 37 2, Desterrar el vicio y serenar las conciencias: Elecciones y clientelismo en la formación del Estado provincial durante el gobierno de Rosas.

Prohistoria, 12 12, En torno a la frontera. Las leyes sobre vagancia: Trabajo y Comunicaciones, 32 33, Contra el juego y la embriaguez. Control social en la Provincia de Antioquia en. El deber de los gobiernos y de la higiene consistía en su reglamentación para limitar en lo posible sus estragos. Guy ha mostrado cómo a finales del siglo XIX la policía de Buenos Aires acusaba a las prostitutas de conducta escandalosa, mientras se resistía a arrestar a los hombres por crímenes sexuales o de familia.

En contraste, resulta significativo que Posada , p. Para combatir la sífilis, Posada , pp. La posición de Posada era difícil, lo cual lo condujo a contradicciones. Simpatizaba con la reglamentación por la ventaja de la inspección sanitaria, pero defenderla abiertamente en un medio católico y conservador era imposible. Por ello, en su respuesta al prefecto de policía condenaba enérgicamente la prostitución sugiriendo 'penas severas' para quienes la practicaran, pero al mismo tiempo proponía instrucción médica para ellas.

Para las sanas, añadía, el confinamiento era una buena medida porque creaba inmigración de brazos femeninos hacia esas regiones JCH, , pp. A pesar de los llamados a la discreción por parte de la JCH, nuevas denuncias sobre arbitrariedades se presentaron en cuando la policía detuvo a mujeres separadas de sus maridos, aparentemente, para apoderarse de sus bienes JCH, , p. El régimen patriarcal católico que imperaba consideraba menores de edad a las mujeres casadas para todos los efectos legales y a las mujeres separadas no podía sino verlas con cierta sospecha Palacios, , p.

Igualmente, se hacían mayores el hacinamiento en la ciudad, la pobreza causada por las migraciones campesinas y la mezcla abigarrada de animales y familias en las viviendas que causaba enfermedades de todo tipo Palacios, , pp. El contagio 'venéreo' preocupaba también porque llegaba a las clases altas: Las veinte camas existentes en la sala de 'sifilíticos' del hospital eran insuficientes y se hacía indispensable su ensanchamiento JCH, , p.

De nuevo en , la policía del departamento de Cundinamarca solicitó instrucciones a la JCH sobre la propagación de las enfermedades 'venéreas'. La presentación del informe respectivo correspondió al médico Gabriel J. Ante tal amenaza, Castañeda ibidem, pp. Pero ante todo, era preciso hospitalizar y ofrecer tratamiento a los 'sifilíticos'. En consecuencia, la mayoría de las prostitutas bogotanas provenía de ese grupo social Urrego, , pp.

Para contener la prostitución, Castañeda no dudaba en proponer su reglamentación, aunque sabía que algunos se oponían con el argumento de que afectaba la libertad individual y otros porque la confundían con organización y fomento del vicio Castañeda, , p. La ambigüedad respecto a la reglamentación era evidente también en Medellín, capital de Antioquia.

El código de policía de declaró delito el negocio de la prostitución, mientras que en ese mismo año, la asamblea del departamento recomendaba a los concejos municipales ocuparse de la curación de las prostitutas contagiadas.

Esta ambigüedad derivaba de un orden social basado en la moral católica, en el honor de la familia y en la rígida distinción entre el espíritu y la carne. La reglamentación sólo vendría con el nuevo siglo, en medio de los vientos modernizadores del gobierno de Rafael Reyes.

Aunque desde , los médicos Julio Ortiz y Luciano Restrepo elaboraron un proyecto de reglamentación para presentarlo ante la asamblea del departamento de Antioquia sin resultados aparentes SCMN, , p. Certezas diagnósticas, vicisitudes terapéuticas. A comienzos del siglo XX, a la luz de las transformaciones en el conocimiento de las enfermedades infecciosas proporcionado por la bacteriología y la inmunología, se construyó el concepto moderno de sífilis.

En , un equipo de bacteriólogos y zoólogos de la Oficina Imperial de Sanidad de Alemania concluyó que la espiroqueta encontrada en tejidos sifilíticos podría ser el agente etiológico de la sífilis. El microorganismo fue denominado Spirochaeta pallida y al ser inoculado en animales de experimentación probó ser el agente causal de la sífilis.

De hecho, compuestos que contenían arsénico se usaban contra la sífilis. Por ejemplo, en Colombia, la fuente de Catarnica, cerca de Tocaima, que contenía agua mineral arsenical, era popular en el tratamiento de la enfermedad Rocha, , p. Las noticias acerca de los nuevos descubrimientos fueron recibidas con entusiasmo por la comunidad médica colombiana que se aprestó a difundirlas en la prensa especializada Pulido, ; RMB, Estudiantes de medicina en París informaban sobre los ensayos realizados en el Instituto Pasteur con miras a la producción de un suero curativo Metchnikoff, ; Gutiérrez, En , José M.

Sin embargo, la aparición de un medicamento milagroso tenía sus limitaciones. Para Luis Zea Uribe , p. En el Segundo Congreso Médico Nacional que se reunió en Medellín en , se discutió extensamente el poderoso medicamento, pero las opiniones de los médicos estaban divididas; mientras unos negaban haber encontrado resultados positivos y lo consideraban peligroso, otros eran entusiastas partidarios SCMC, De otra parte, inspirados en la fabricación de sueros y antitoxinas que estaba en boga en los laboratorios europeos, Federico Lleras y José del Carmen Acosta hicieron ensayos de tipo serológico y presentaron sus resultados sobre la aplicación del suero humano anti-salvarsanizado contra la sífilis en el Cuarto Congreso Médico Nacional celebrado en Tunja en De esta manera, la comunidad médica colombiana no se limitaba a admirar y a imitar pasivamente los desarrollos de la medicina europea, sino que los adaptaba con éxito a las condiciones y a las necesidades locales.

Peligros de la blenorragia, inmunidad de las prostitutas. No solamente la sífilis era motivo de preocupación de la comunidad médica en las primeras décadas del siglo XX. Juan David Herrera, médico graduado en París, miembro de la Academia de Medicina y profesor de anatomía en la Universidad Nacional, advertía en un artículo de que la gonorrea, llamada también blenorragia y considerada durante mucho tiempo una dolencia trivial, era en realidad una seria enfermedad contagiosa e infecciosa que podía producir peritonitis, prostatitis, artritis, pericarditis, ceguera en los recién nacidos y muerte por septicemia Herrera, , p.

Su tratamiento era complejo pues el remedio usualmente aceptado, grandes lavados de permanganato, no debía usarse en todos los casos ni para todos los períodos Iriarte, , p. Otros opinaban que la blenorragia era incurable SCMN, , p. Aunque algunas de las consecuencias de la gonorrea se conocían desde finales del siglo XIX, la advertencia de Herrera , p.

En su descripción, la mujer aparecía no solamente como la víctima fatal de la concupiscencia masculina, sino también de su propia estructura anatómica: La naturaleza ha creado los órganos genitales de la mujer para mayor alegría de los gonococos. Si bien su anatomía producía desventajas a la mujer, también le ofrecía compensaciones, puesto que aun infectada, ella y su pareja podían desarrollar inmunidad; pero si se inmiscuía un tercero, advertía Janet , p. De esta manera se explicaba por qué un joven que nunca había contagiado a su concubina, al casarse infectaba a su joven esposa que no gozaba de la inmunidad de la otra contra el gonococo.

Esto era lo que ocurría con las prostitutas que se exponían todos los días a la inoculación gonocócica. Así, la naciente ciencia de la inmunología ofrecía su propia versión de la diferencia entre mujer 'decente' y prostituta. Para éstas se usaba un lenguaje directo, semejante al que se usaría para describir resultados de experimentación en animales de laboratorio, mientras que en aquéllas su estado de indefensión inmunológica parecía ser un reflejo de su condición supuestamente natural de desamparo.

En , el médico Víctor Ribón , p. Clínicas y dispensarios para salvar el cuerpo de la nación. Alcoholismo, tuberculosis y sífilis constituían la tríada de flagelos sociales identificados por los médicos, y todos ellos aparecían vinculados con la prostitución Jiménez López et al. Laurentino Muñoz, médico egresado de la Universidad de Antioquia, profesor de higiene de la Universidad Nacional y director del Departamento de Higiene entre y , aseguraba que la prostitución era responsable de la difusión del alcoholismo y del uso de 'drogas heroicas' entre la juventud, así como de la tuberculosis que se adquiría en el prostíbulo Muñoz, , pp.

Los congresos médicos eran oportunidades en las cuales los higienistas manifestaban su preocupación por los temas de la higiene social. El Quinto Congreso Médico Latinoamericano, celebrado en Lima en , recomendó la enseñanza oficial de la higiene sexual y el Segundo Congreso Médico Nacional de ese mismo año, reunido en Medellín, pidió organizar la profilaxis de la sífilis y del alcoholismo RMB, a, p. En esta reunión, los médicos José I.

En cuanto al aislamiento de los infectados, que entonces se planteaba como dogma para el caso de la lepra, el médico Jorge E. Delgado llegó a manifestar que también debía aplicarse a los 'tuberculosos' y a los 'sifilíticos' SCMN, , pp.

La Junta Central de Higiene en su informe al Congreso Nacional de señalaba los progresos crecientes de las enfermedades 'venéreas' y del alcoholismo JCH, , p. En pocos años se crearon varias instituciones dedicadas al control de este tipo de dolencias. Resulta interesante constatar que con frecuencia los médicos llamaban 'avería' a la sífilis, nombre que hacía alusión a la noción de que la sangre de los enfermos 'sifilíticos' sufría alteraciones y se corrompía JCH, , p.

El médico antioqueño Gustavo Uribe Escobar , p. Uribe Escobar , pp. El director de Higiene del departamento del Valle, igualmente preocupado con la expansión 'alarmante' de la 'terrible plaga' de la sífilis, logró la aprobación de la mitad de los gastos de instalación y funcionamiento de dispensarios 'antivenéreos' en las capitales de provincia del departamento RH, , p. De manera semejante, el Tercer Congreso Médico Nacional, que se reunió en Cartagena en , recomendó la reglamentación de la prostitución de acuerdo con las necesidades regionales, el establecimiento de dispensarios gratuitos, la visita semanal a las prostitutas para hospitalizar a quienes resultaren enfermas o sospechosas y la divulgación, en los establecimientos de segunda enseñanza, de los peligros de los enlaces con personas contaminadas de enfermedades 'venéreas' RMC, , pp.

Para , casi todos los departamentos habían creado dispensarios para combatir la difusión de estas enfermedades, aunque todavía hacía falta personal competente y servicio de policía especial para hospitalizar a quienes lo necesitaran García Medina et al.

La insistencia en la necesidad de reglamentar la prostitución indica que las normas existentes eran impotentes para controlar el problema.

: Prostitutas medellin prostitutas siglo xix

Prostibulo definicion anuncios prostitutas en murcia Hasta me contaron de una famosa presentadora de televisión que se presentaba diciendo: Aunque compartía la teoría de Lombroso sobre prostitutas natas y de ocasión, Muñoz afirmaba que las primeras eran minoría y que por tanto las causas experiencias de prostitutas oracao das prostitutas la prostitución se encontraban en la miseria económica, la ignorancia, la falta de protección a las mujeres por parte del Estado que no las defendía de la "voracidad sexual del varón" Muñoz,pp. En Leyes y decretos del Estado soberano de Antioquía espedidos por la legislatura en sus sesiones de As fontes utilizadas na pesquisa foram: Las enfermedades 'venéreas' dejaron de ser sólo infracciones al orden moral, para convertirse en amenazas a la existencia misma de la nación.
Prostitutas de lujo españolas documentales prostitutas Sus mayores dardos iban contra una "sociedad beata e hipócrita" que mantenía a las mujeres en porno español prostitutas apps prostitutas ignorancia, contra el feminismo que había permitido que la mujer entrara en contacto con el hombre "no precisamente en condiciones favorables a la moralidad", contra el machismo que hacía de ella una "víctima expiatoria" y contra la moda femenina "inestable y perturbadora". Para la misma época hay registros de prostitución infantil -niñas alquiladas por vecinas o sus propias madres- y, en el otro extremo, de venta de servicios sexuales de alto nivel. Allí se les daba un certificado en el que constaba el estado de su salud y la fecha en que debían presentarse de nuevo; debido a que el riesgo de contaminación en ellas era alto, debían ser vigiladas constantemente para evitar la propagación del 'mal venéreo'. Codificación nacional de todas las leyes de Colombia desde el año Pero con eso, otra vez dos cosas:. Todos y cada uno de los camarógrafos de ese canal tuvieron el mismo comentario cuando escucharon mi acento.
Prostitutas instagram prostitutas folllando en la calle 570
Prostitutas aguilas prostitutas en las palmas de gran canaria Prostitutas en la antigua grecia prostitutas universitarias madrid

Prostitutas medellin prostitutas siglo xix -

Historia y Sociedad, 8, De hecho, compuestos que contenían arsénico se usaban contra la sífilis. No es que no supiera nada, había escuchado cosas pero pensé que, como yo, la mayoría de la gente lo asumiría como un adjetivo simplista e infundado, un estereotipo. Se puede sospechar que los grandes capos, con el pago de sumas asombrosas para satisfacer sus caprichos sexuales, lograron trastocar por completo los mercados locales prostitutas medellin prostitutas siglo xix parejas, deformaron el retorno esperado de la educación, así como las expectativas laborales y de enriquecimiento de los jóvenes e incluso impulsaron el funcionamiento de varias actividades —como el modelaje o los reinados de belleza- para integrarlas con el comercio sexual. Y esta es la historia de cómo ser prostituta te puede llevar a emperatriz. Es necesario entender el contexto en que se creó el estereotipo, bajo los ideales y principios de una sociedad del siglo XIX, extremadamente religiosa y machista. Las veinte camas prosti videos xxx prostitutas en la sala de 'sifilíticos' del hospital eran insuficientes y se hacía indispensable su ensanchamiento JCH,p. Vanessa me contó que desde pequeña vivió el estigma. Aunque compartía la teoría de Lombroso sobre prostitutas natas y de ocasión, Muñoz afirmaba que las primeras eran minoría y que por tanto las causas de la prostitución se encontraban en la miseria económica, la ignorancia, la falta de protección a las mujeres por parte del Estado que no las defendía de la "voracidad sexual del varón" Muñoz,pp. Se puede sospechar que los prostitutas medellin prostitutas siglo xix capos, con el pago de sumas asombrosas para satisfacer sus caprichos sexuales, lograron trastocar por completo los mercados locales de parejas, deformaron prostitutas medellin prostitutas siglo xix retorno esperado de la educación, así como las expectativas laborales y de enriquecimiento de los jóvenes e incluso impulsaron el funcionamiento de varias actividades —como el modelaje o los reinados de belleza- para integrarlas con el comercio sexual. Desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, el tema videos porno de prostitutas prostitutas en telde gran canaria la prostitución ocupó a los médicos colombianos, no porque este peculiar fenómeno social y cultural no hubiese existido en períodos anteriores, sino en parte porque en el lapso considerado, la medicina se convirtió en una profesión respetable y los médicos adquirieron un poder considerable en la sociedad colombiana. Gracias a la eficacia de los antibióticos, al menos en teoría puesto que no siempre había disponibilidad de los mismos, las enfermedades 'venéreas' como problema social y moral dejaron de constituir una preocupación central para el cuerpo médico. Desterrar el vicio y serenar las conciencias: Criterio de la Academia Nacional de Medicina: prostitutas medellin prostitutas siglo xix

Al parecer no, porque fue atravesada por un centurión por orden de su marido, al descubrir su conspiración. Y esta es la historia de cómo ser prostituta te puede llevar a emperatriz. Hija de una familia de clase media baja de Chipre, Teodora comenzó a ser actriz y bailarina.

En Bizancio, esto era ofrecer servicios sexuales y exhibirse de igual modo dentro del escenario y fuera de él. Lo que sigue es historia: Verónica era una erudita, y la vida intelectual de la ciudad se reunía en su casa.

Su fama llegó a tanto, que fue una activista por los derechos de las mujeres, e hizo obras benéficas por las cortesanas pobres. Fue juzgada por brujería, y quedó absuelta. Murió a sus cuarenta y tantos, sin saberse de ella. Una de las primeras actrices famosas de Inglaterra quien antes de serlo se prostituyó, y luego de que alcanzó la fama, se convirtió en amante de nobles, y luego del rey Carlos II, de quien tuvo dos hijos que también llegarían a obtener títulos de nobleza.

Se retiró a los 21 años y murió a los 37, con una generosa pensión por parte de la familia real. Su funeral fue multitudinario. Hija de costurera, ejerció de prostituta de lujo y el rey la conoció, a sus 19 años, y se prendó de ella. Fue guillotinada por los revolucionarios en De infancia humilde, fue violada cuando pequeña, y comenzó como bailarina de poca monta, hasta que un banquero se la llevó a París, y desde ahí comenzó su fama como artista y también como cortesana, siendo amante de reyes y aristócratas.

En respuesta, la SMCNB nombró comisiones para estudiar cada uno de los siguientes temas cruciales para la higiene de la urbe: Como era usual, Posada identificaba la cuestión moral como primordial y condenaba el desenfreno y el libertinaje. El deber de los gobiernos y de la higiene consistía en su reglamentación para limitar en lo posible sus estragos. Guy ha mostrado cómo a finales del siglo XIX la policía de Buenos Aires acusaba a las prostitutas de conducta escandalosa, mientras se resistía a arrestar a los hombres por crímenes sexuales o de familia.

En contraste, resulta significativo que Posada , p. Para combatir la sífilis, Posada , pp. La posición de Posada era difícil, lo cual lo condujo a contradicciones. Simpatizaba con la reglamentación por la ventaja de la inspección sanitaria, pero defenderla abiertamente en un medio católico y conservador era imposible.

Por ello, en su respuesta al prefecto de policía condenaba enérgicamente la prostitución sugiriendo 'penas severas' para quienes la practicaran, pero al mismo tiempo proponía instrucción médica para ellas. Para las sanas, añadía, el confinamiento era una buena medida porque creaba inmigración de brazos femeninos hacia esas regiones JCH, , pp. A pesar de los llamados a la discreción por parte de la JCH, nuevas denuncias sobre arbitrariedades se presentaron en cuando la policía detuvo a mujeres separadas de sus maridos, aparentemente, para apoderarse de sus bienes JCH, , p.

El régimen patriarcal católico que imperaba consideraba menores de edad a las mujeres casadas para todos los efectos legales y a las mujeres separadas no podía sino verlas con cierta sospecha Palacios, , p.

Igualmente, se hacían mayores el hacinamiento en la ciudad, la pobreza causada por las migraciones campesinas y la mezcla abigarrada de animales y familias en las viviendas que causaba enfermedades de todo tipo Palacios, , pp. El contagio 'venéreo' preocupaba también porque llegaba a las clases altas: Las veinte camas existentes en la sala de 'sifilíticos' del hospital eran insuficientes y se hacía indispensable su ensanchamiento JCH, , p.

De nuevo en , la policía del departamento de Cundinamarca solicitó instrucciones a la JCH sobre la propagación de las enfermedades 'venéreas'. La presentación del informe respectivo correspondió al médico Gabriel J. Ante tal amenaza, Castañeda ibidem, pp.

Pero ante todo, era preciso hospitalizar y ofrecer tratamiento a los 'sifilíticos'. En consecuencia, la mayoría de las prostitutas bogotanas provenía de ese grupo social Urrego, , pp.

Para contener la prostitución, Castañeda no dudaba en proponer su reglamentación, aunque sabía que algunos se oponían con el argumento de que afectaba la libertad individual y otros porque la confundían con organización y fomento del vicio Castañeda, , p. La ambigüedad respecto a la reglamentación era evidente también en Medellín, capital de Antioquia. El código de policía de declaró delito el negocio de la prostitución, mientras que en ese mismo año, la asamblea del departamento recomendaba a los concejos municipales ocuparse de la curación de las prostitutas contagiadas.

Esta ambigüedad derivaba de un orden social basado en la moral católica, en el honor de la familia y en la rígida distinción entre el espíritu y la carne. La reglamentación sólo vendría con el nuevo siglo, en medio de los vientos modernizadores del gobierno de Rafael Reyes. Aunque desde , los médicos Julio Ortiz y Luciano Restrepo elaboraron un proyecto de reglamentación para presentarlo ante la asamblea del departamento de Antioquia sin resultados aparentes SCMN, , p.

Certezas diagnósticas, vicisitudes terapéuticas. A comienzos del siglo XX, a la luz de las transformaciones en el conocimiento de las enfermedades infecciosas proporcionado por la bacteriología y la inmunología, se construyó el concepto moderno de sífilis.

En , un equipo de bacteriólogos y zoólogos de la Oficina Imperial de Sanidad de Alemania concluyó que la espiroqueta encontrada en tejidos sifilíticos podría ser el agente etiológico de la sífilis. El microorganismo fue denominado Spirochaeta pallida y al ser inoculado en animales de experimentación probó ser el agente causal de la sífilis.

De hecho, compuestos que contenían arsénico se usaban contra la sífilis. Por ejemplo, en Colombia, la fuente de Catarnica, cerca de Tocaima, que contenía agua mineral arsenical, era popular en el tratamiento de la enfermedad Rocha, , p.

Las noticias acerca de los nuevos descubrimientos fueron recibidas con entusiasmo por la comunidad médica colombiana que se aprestó a difundirlas en la prensa especializada Pulido, ; RMB, Estudiantes de medicina en París informaban sobre los ensayos realizados en el Instituto Pasteur con miras a la producción de un suero curativo Metchnikoff, ; Gutiérrez, En , José M.

Sin embargo, la aparición de un medicamento milagroso tenía sus limitaciones. Para Luis Zea Uribe , p. En el Segundo Congreso Médico Nacional que se reunió en Medellín en , se discutió extensamente el poderoso medicamento, pero las opiniones de los médicos estaban divididas; mientras unos negaban haber encontrado resultados positivos y lo consideraban peligroso, otros eran entusiastas partidarios SCMC, De otra parte, inspirados en la fabricación de sueros y antitoxinas que estaba en boga en los laboratorios europeos, Federico Lleras y José del Carmen Acosta hicieron ensayos de tipo serológico y presentaron sus resultados sobre la aplicación del suero humano anti-salvarsanizado contra la sífilis en el Cuarto Congreso Médico Nacional celebrado en Tunja en De esta manera, la comunidad médica colombiana no se limitaba a admirar y a imitar pasivamente los desarrollos de la medicina europea, sino que los adaptaba con éxito a las condiciones y a las necesidades locales.

Peligros de la blenorragia, inmunidad de las prostitutas. No solamente la sífilis era motivo de preocupación de la comunidad médica en las primeras décadas del siglo XX. Juan David Herrera, médico graduado en París, miembro de la Academia de Medicina y profesor de anatomía en la Universidad Nacional, advertía en un artículo de que la gonorrea, llamada también blenorragia y considerada durante mucho tiempo una dolencia trivial, era en realidad una seria enfermedad contagiosa e infecciosa que podía producir peritonitis, prostatitis, artritis, pericarditis, ceguera en los recién nacidos y muerte por septicemia Herrera, , p.

Su tratamiento era complejo pues el remedio usualmente aceptado, grandes lavados de permanganato, no debía usarse en todos los casos ni para todos los períodos Iriarte, , p. Otros opinaban que la blenorragia era incurable SCMN, , p. Aunque algunas de las consecuencias de la gonorrea se conocían desde finales del siglo XIX, la advertencia de Herrera , p. En su descripción, la mujer aparecía no solamente como la víctima fatal de la concupiscencia masculina, sino también de su propia estructura anatómica: La naturaleza ha creado los órganos genitales de la mujer para mayor alegría de los gonococos.

Si bien su anatomía producía desventajas a la mujer, también le ofrecía compensaciones, puesto que aun infectada, ella y su pareja podían desarrollar inmunidad; pero si se inmiscuía un tercero, advertía Janet , p. De esta manera se explicaba por qué un joven que nunca había contagiado a su concubina, al casarse infectaba a su joven esposa que no gozaba de la inmunidad de la otra contra el gonococo. Esto era lo que ocurría con las prostitutas que se exponían todos los días a la inoculación gonocócica.

Así, la naciente ciencia de la inmunología ofrecía su propia versión de la diferencia entre mujer 'decente' y prostituta. Para éstas se usaba un lenguaje directo, semejante al que se usaría para describir resultados de experimentación en animales de laboratorio, mientras que en aquéllas su estado de indefensión inmunológica parecía ser un reflejo de su condición supuestamente natural de desamparo.

En , el médico Víctor Ribón , p. Clínicas y dispensarios para salvar el cuerpo de la nación. Alcoholismo, tuberculosis y sífilis constituían la tríada de flagelos sociales identificados por los médicos, y todos ellos aparecían vinculados con la prostitución Jiménez López et al. Laurentino Muñoz, médico egresado de la Universidad de Antioquia, profesor de higiene de la Universidad Nacional y director del Departamento de Higiene entre y , aseguraba que la prostitución era responsable de la difusión del alcoholismo y del uso de 'drogas heroicas' entre la juventud, así como de la tuberculosis que se adquiría en el prostíbulo Muñoz, , pp.

Los congresos médicos eran oportunidades en las cuales los higienistas manifestaban su preocupación por los temas de la higiene social. El Quinto Congreso Médico Latinoamericano, celebrado en Lima en , recomendó la enseñanza oficial de la higiene sexual y el Segundo Congreso Médico Nacional de ese mismo año, reunido en Medellín, pidió organizar la profilaxis de la sífilis y del alcoholismo RMB, a, p.

En esta reunión, los médicos José I. En cuanto al aislamiento de los infectados, que entonces se planteaba como dogma para el caso de la lepra, el médico Jorge E. Delgado llegó a manifestar que también debía aplicarse a los 'tuberculosos' y a los 'sifilíticos' SCMN, , pp. La Junta Central de Higiene en su informe al Congreso Nacional de señalaba los progresos crecientes de las enfermedades 'venéreas' y del alcoholismo JCH, , p. En pocos años se crearon varias instituciones dedicadas al control de este tipo de dolencias.

Resulta interesante constatar que con frecuencia los médicos llamaban 'avería' a la sífilis, nombre que hacía alusión a la noción de que la sangre de los enfermos 'sifilíticos' sufría alteraciones y se corrompía JCH, , p. El médico antioqueño Gustavo Uribe Escobar , p. Uribe Escobar , pp.

El director de Higiene del departamento del Valle, igualmente preocupado con la expansión 'alarmante' de la 'terrible plaga' de la sífilis, logró la aprobación de la mitad de los gastos de instalación y funcionamiento de dispensarios 'antivenéreos' en las capitales de provincia del departamento RH, , p. De manera semejante, el Tercer Congreso Médico Nacional, que se reunió en Cartagena en , recomendó la reglamentación de la prostitución de acuerdo con las necesidades regionales, el establecimiento de dispensarios gratuitos, la visita semanal a las prostitutas para hospitalizar a quienes resultaren enfermas o sospechosas y la divulgación, en los establecimientos de segunda enseñanza, de los peligros de los enlaces con personas contaminadas de enfermedades 'venéreas' RMC, , pp.

Para , casi todos los departamentos habían creado dispensarios para combatir la difusión de estas enfermedades, aunque todavía hacía falta personal competente y servicio de policía especial para hospitalizar a quienes lo necesitaran García Medina et al.

La insistencia en la necesidad de reglamentar la prostitución indica que las normas existentes eran impotentes para controlar el problema. A partir de la segunda década del siglo XX, el Estado colombiano, en proceso de consolidación y de modernización, asumió el problema de detener la difusión de las enfermedades 'venéreas' y fundó instituciones para su tratamiento y control.

Asegurar el tratamiento de los enfermos e impedir el contagio de los sanos pasó de ser un asunto de decisión individual a ser una responsabilidad estatal. Las enfermedades 'venéreas' dejaron de ser sólo infracciones al orden moral, para convertirse en amenazas a la existencia misma de la nación. Porvenir de la raza y certificado prenupcial: Torres Umaña , pp.

Una 'raza' fuerte, preparada para el trabajo sólo podía ser fruto de familias bien constituidas, sanas, libres de las taras hereditarias producidas por la sífilis. En los años y , los higienistas encontraron apoyo en la eugenesia, o ciencia del buen nacer, que tan buen recibo había tenido en muchos países europeos y en algunos latinoamericanos.

El Séptimo Congreso Médico Latinoamericano, reunido en Ciudad de México en , adhirió a las conclusiones sobre eugenesia aprobadas en congresos anteriores en Londres y en Ginebra y recomendó la educación sexual, la presentación del certificado de salud prenupcial, la declaración obligatoria de las enfermedades 'venéreas' y la creación de consultorios para el diagnóstico y tratamiento de la sífilis en las maternidades RMC, , p.

En Colombia, las aspiraciones de reforma social, educativa e higiénica resultaban compatibles con el discurso de los regímenes liberales que dominaron el período Laurentino Muñoz , pp. Sus mayores dardos iban contra una "sociedad beata e hipócrita" que mantenía a las mujeres en la ignorancia, contra el feminismo que había permitido que la mujer entrara en contacto con el hombre "no precisamente en condiciones favorables a la moralidad", contra el machismo que hacía de ella una "víctima expiatoria" y contra la moda femenina "inestable y perturbadora".

Para Muñoz, la abstinencia temporal era el mejor medio para "formar un organismo fuerte", pero la consideraba imposible en un país "quemado por el sol tropical, de mentalidad limitada y heredero de España".

La sala para enfermas 'venéreas' del hospital de esta ciudad sólo contaba con cuarenta camas, mientras que, juzgaba Muñoz, la sífilis y la gonorrea se multiplicaban como una "plaga tenaz, todopoderosa". Como remedio a estos males proponía educación sexual, tratamiento obligatorio de la infección 'venérea', certificado prenupcial y establecer como delito el contagio 'venéreo'.

La prostitución parecía una inevitable consecuencia de la modernidad y para hacerle frente el gobierno creó en el Instituto de Higiene Social de Cundinamarca con el fin de dirigir y llevar a cabo la lucha antivenérea'.

Con ello, aun en esta versión suavizada, la mujer seguía siendo culpabilizada por la difusión de las enfermedades 'venéreas'. Muchas de las sugerencias de Laurentino Muñoz, ya como director del Departamento de Higiene, fueron adoptadas como resoluciones por la Primera Convención Nacional Antivenérea que se reunió en Medellín en Esa reunión también propuso que se llevara a cabo la organización uniforme de las estadísticas y de los sistemas de diagnóstico y tratamiento en los servicios 'antivenéreos' del país y recomendó que las enfermedades infecto-contagiosas de origen intersexual fuesen de declaración obligatoria.

La reunión recomendó también adoptar un sistema reglamentario modificado de la prostitución que incluía prohibición de los barrios especiales para su ejercicio, de los lenocinios y de los centros de baile con venta de bebidas alcohólicas; fomento de casas de corrección para prostitutas; sometimiento de las empleadas de cafés y bares nocturnos a control sanitario e instrucción en higiene sexual para éstas RH, , pp. La lucha contra la prostitución, que sólo podría adelantarse con la ayuda de la medicina, las ciencias sociales, la pedagogía, el derecho y la ética, era un deber político de los estados civilizados.

La educación era una poderosa fuerza que permitiría al pueblo colombiano llegar a un alto grado de civilización y a una verdadera ética sexual. Con este fin se debería establecer el delito de la seducción y de la alcahuetería, luchar contra la holgazanería y el alcoholismo y establecer por ley la obligación para los hombres de reconocer la paternidad.

Aunque compartía la teoría de Lombroso sobre prostitutas natas y de ocasión, Muñoz afirmaba que las primeras eran minoría y que por tanto las causas de la prostitución se encontraban en la miseria económica, la ignorancia, la falta de protección a las mujeres por parte del Estado que no las defendía de la "voracidad sexual del varón" Muñoz, , pp. En este libro, cuya primera edición se publicó en , Muñoz criticaba la tendencia tradicional a tener a la mujer como un ser inferior o como instrumento y defendía el 'verdadero feminismo' consistente en "salvar a la mujer de la esclavitud de los maridos holgazanes, parasitarios".

Esta visión contrastaba con su tesis de De la amenazadora tentación y peligro que la mujer representaba, Muñoz pasó a definir al sexo femenino como la esperanza de salvación, como la encarnación del vigor de la especie, "inagotable en abnegación y en energía". Añadía que la mujer en Colombia soportaba una carga que no le correspondía en la lucha por la existencia, con lo cual ratificaba la noción admitida de que la autonomía económica y social de la mujer era antinatural.

Sus dardos iban dirigidos con mayor vehemencia al machismo: Para él, resultaba una ignominia afirmar que la prostitución era una defensa del matrimonio católico; si existía era porque el hombre no había llegado "a la perfecta posesión del amor" y para "paliar su inferioridad espiritual" inventaba la prostitución como un 'mal necesario' Muñoz, , pp.

El Estado debía garantizar que cada colombiano tuviese un padre social. Por tanto, el Estado debía velar por la salud de la comunidad amenazada. De ahí que se ofrecieran tratamientos gratuitos, que se exigiesen certificados de sanidad para entrar a la vida laboral y a la vida marital y que se eliminase la confidencialidad de la relación médico paciente. Los enfermos tenían no solamente el derecho a curarse sino el deber de hacerlo, so pena de enfrentarse con la fuerza de la ley Temkin, , pp.

0 thoughts on “Prostitutas medellin prostitutas siglo xix

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *